Se cumplen 43 años del comienzo de la última dictadura militar

Ayer se realizó en La Plata una movilización encabezada por organismos de derechos humanos para conmemorar el golpe de estado de 1976


Durante las primeras horas del 24 de marzo de 1976, fuerzas del ejército movilizaron desde Campo de Mayo hacia la Casa Rosada con el objetivo de destituir a Isabel Martínez, presidenta en funciones luego del fallecimiento de Perón en 1974. Aquella intromisión de las Fuerzas Armadas del país en el orden democrático duraría hasta 1983 y dejaría como consecuencia una economía de guerra y un tejido social desmembrado.

La dictadura militar, que contó con la complicidad de sectores de la sociedad civil y eclesiásticos, disolvió el Congreso de la Nación y la Suprema Corte de Justicia, prohibió los sindicatos y cercenó la actividad de los partidos políticos. Además, implementó un sistema de persecución clandestino para eliminar la “subversión”. Todo esto, decían, era para reestablecer la paz y el orden en el país.

Hay datos que demuestran resultados opuestos a los que esgrimía el terrorismo de estado: 30.000 desaparecidos, 340 centros clandestinos de detención, deuda externa multiplicada por seis (entre 1976 y 1983), inflación acumulada de 571 mil por ciento (en el mismo período), 490 niños nacidos en cautiverio (con 371 identidades restituidas hasta hoy) y 14 mil hombres enviados a la guerra de Malvinas (649 fallecidos en el conflicto bélico y otros tantos suicidados en los años posteriores).

Hoy se conmemora el 43° aniversario del inicio de esta etapa del país que puso en marcha un genocidio y suspendió la democracia por 7 años. Con la asunción de Alfonsín, y la restitución del orden constitucional, el país inicio un proceso de memoria, verdad y justicia. Hubo, y hay, vaivenes, torpezas, errores y retrocesos. Sin embargo, todavía hay en curso juicios penales, Abuelas de Plaza de Mayo encontró a 128 nietos y hay 559 genocidas con prisión domiciliaria.

En este contexto, ayer se realizó en nuestra ciudad una masiva movilización para decir “Nunca Más” a aquel terror. La marcha de la que participaron numerosas agrupaciones políticas, centros de estudiantes de colegios secundarios y la UNLP, referentes políticos de todas las fuerzas y vecinos en general, fue convocada por las Abuelas de Plaza de Mayo; Madres de Plaza de Mayo La Plata; la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH); Familiares de Desaparecidos, HIJOS Regional La Plata; el Foro por la Democracia y la Libertad de los Presos Políticos; Mesa por los Derechos Humanos de La Plata y Coordinadora por la defensa de los Derechos Humanos, entre otros.

La concentración tuvo lugar en 7 y 50 y desde allí las columnas marcharon a Plaza Italia y luego hacia 8 y 53, donde se encuentra la secretaría de Derechos Humanos bonaerense, y allí se leyó un documento unificado.

Previous Escribiendo la historia
Next Federico Martelli: "Intendente es alguien que está presente, al lado del sector productivo"