Running asistido: correr con el corazón

Walter, Leo y Aldana son un equipo de atletismo asistido y nos visitaron para contarnos su historia de vida.

Walter, Leo, Aldana, Running, Atletismo Asistido

En De qué lado estás? y en un nuevo espacio del #Elegido/a nos visitaron Walter, Leo y Aldana, un equipo de atletismo asistido, ejemplo de vida, esfuerzo y resiliencia. Ellos dos en un comienzo trabajaban en el camión recolector donde “comenzábamos a las 2 de la mañana y terminábamos a las 5 de la tarde, era mucho esfuerzo porque corríamos todo el tiempo”, luego cambiaron de puesto laboral, comenzaron a manejar el transporte y al pasar a ser más sedentarios y notar cambios en su cuerpo, decidieron salir a correr y ejercitarse. Allí comenzó su camino de running y competencias.

Walter tiene tres hijas y, una de ellas, nació con microcefalia no madurativa. “Aldana no ve y no habla”, afirmó y aseguró que “está en silla de ruedas, puede hacer mucho pero se cansa. Es una silla para arena y para todo, tiene ruedas todo terreno”. También puntualizó en que estos temas no se dan a conocer, “yo no sabia que se podía hacer, no se me había ocurrido nunca y ahí es cuando entran todos los miedos”. Así es que Walter comentó que dudó mucho “pero finalmente lo hicimos y después nos comunicamos con una fundación donde nos enteramos que hay un papá que hace 20 años lo hace con su hijo”.

Respecto del running manifestaron que “al principio fue desde el desconocimiento y ahora pensamos que hicimos cosas por inexperiencia que no se hacen, por eso recomendamos asesorarse en alimentación, el deporte en sí y demás”. Particularmente con Aldana dijeron que “cada vez que salimos a correr, al otro día se levanta diferente, se despeja totalmente”, y siguió: “Aldana se ríe mucho mientras corre y a veces se cansa de tanto reírse”. Asimismo expresaron que el recibimiento de la gente ante la incorporación de ella es muy buena.

“Queremos que los gobernantes sean conscientes de la situación, que haya lugares donde las personas con discapacidades diferentes puedan acceder”, expresó Leo y también apuntaron a la mirada social que es la que más duele. “A mi más allá de la política me molesta la hipocresía de la gente”, sostuvo Walter y agregó: “desde las rampas tapadas con autos, a muchas situaciones que uno vive en la calle que no tendríamos que vivir”. Finalmente manifestó: “yo le agradezco al sindicato de camioneros porque a mi hija nunca le faltó nada”.

Escuchá la entrevista completa acá:

Previous "El fútbol también se trata de no dejar jugar"
Next La historia del Teatro Apolo y del Coliseo Podestá