Procrastinación: la manía de posponer

La dispersión, la pelea cotidiana por no dejar tareas pendientes, la frustración y cómo superar este problema de la mano de la especialista en neurociencias y gestión de las emociones de Tarde Neurótica.


En una nueva edición de la columna de neurociencias y gestión de las emociones, Daniela Fuentes se refirió a esta conducta que implica aplazar tareas, obligaciones o deberes pendientes ¿Por qué está tan en boga este concepto? ¿Qué implica? ¿Qué factores biológicos entran en juego? ¿Cómo luchar contra la manía de posponer?

En principio, la columnista contó que “es muy complicado mantenerse al margen de la cantidad de distracciones que nos ofrece el medio” y aclaró que este problema es bastante novedoso. “La productividad como un bien de consumo es de estos tiempo donde el mercado y el dinero son los rectores. Cuando hablamos de procrastinar estamos hablando de perder productividad y la productividad es dinero”, expresó Daniela.

Escucha la columna completa acá:

Previous La animación en el cine
Next Ahora sí: "el show más feliz del mundo" llega a La Plata