Más apretado que nunca

Ayer se jugó la décima fecha de la liga nacional de LoL y perdieron los dos que iban primeros.


La Liga de Videojuegos Profesional (LVP) arrancó la segunda parte de la liguilla, la etapa de revancha, de la manera más loca de todas. Los de arriba pierden, los de abajo ganan y la tabla esta apretadísima.

La primera sorpresa se dio en el segundo encuentro del día, en el que Sinisters (0-2) se enfrentó a Undead (7-3) y le ganó de gran manera, dominando la grieta toda la partida, incluso, a los demonios le robaron un Barón en la cara y sin embargo pudieron conseguir la victoria y, de comenzar la semana con un 0-8, la abandona con un 2-8. Por otra parte, los no muertos venían de ganarle a Nocturns (7-3) en la lucha por el segundo puesto, parece que dejó todo el nivel en el encuentro de ayer.

Definitivamente el encuentro de la fecha volvía a ser el 9z (6-4) vs Isurus (7-3). El juego, en principio se puede decir que fue un calco de aquella primera fecha, en la que el tiburón dominó desde la fase de picks de los campeones. ¿La diferencia? Esta vez sí destacó una de las individualidades de los violetas, y el niño maravilla Rakyz se puso el equipo al hombro, y con un poco de Split, separó al tiburón y los lastimó. Luego de un errado timing para atacar el dragón y una pelea de equipos ganada por los de Kaster, se llevaron el triunfo y el punto, haciendo que los tiburones abandonen la semana con un extraño 0-2. Una pena por Follow que había un juego de otro planeta, participando en casi todos los kills de su equipo.

La liga está encendida, con tres punteros y dos seguidores, no te pierdas la próxima fecha a partir del jueves de la semana que viene.

 

Nicolás berrrutti.

Previous Gimnasia visita a Independiente en un partido en el que solo le sirve el triunfo
Next Que todo el año no sea carnaval