Lobo está con D10s

Crónica de una histórica jornada en el bosque de La Plata.


El domingo en el Juan Carmelo Zerillo se vivió una tarde emocionante que quedará guardada para el recuerdo. No solo en la memoria de Diego, sino también en la de los hinchas de Gimnasia y de quienes dijeron presentes y lo vivieron en sus casas. Maradona fue presentado ante el público como nuevo D.T. de Gimnasia.

El 8 de septiembre de 2019, esa tarde inolvidable, estremecedora, quedará para el recuerdo de todos. Diego Armando Maradona comenzó su ciclo como nuevo director técnico de Gimnasia. Esa tarde, la hinchada de Gimnasia hizo emocionar a D10S y el astro hizo emocionar a todos los presentes cuando le habló a la hinchada con el plantel enfrente.

“Les quiero prometer una cosa: mientras yo esté dirigiendo todo este año, este equipo va a ser un ejemplo”, avisó y luego le tiró flores a la gente: “Ustedes nos van a dar el plus para ganar los partidos… ¡Y los vamos a ganar!”.

“No les quede la menor duda que desde mañana vamos a armar con mi cuerpo técnico todo lo mejor para el domingo”, apuntó de cara al lunes, y también tuvo un mensaje para el grupo: “Les pido que cuando salgan a la cancha se maten por toda esta gente”.

El Tripero se entrenó bajo la mirada del Diez, en un verdadero espectáculo para la gente, para esos padres y abuelos que vieron al Diego dentro de la cancha y jamás soñaron con verlo vestido con el escudo de Gimnasia, y para sus hijos y nietos, que solo lo conocían a través de la T.V.

Cuando Maradona pisó el campo de juego, en las tribunas había alrededor de 25.000 personas, un poco más de lo habitual, aunque con una particularidad: otros miles fruncían el ceño, desde afuera del predio, para tratar de captar algo. Los socios Triperos solamente ingresaron y para el domingo ya se trabaja en el Bosque para que pueda ingresar más gente, en el debut del nuevo Director Técnico del Lobo ante Racing.

El Diez lideró al grupo en su primera práctica, en la que se lo vio sumamente emocionado en un inicio, y en la que no paró de arengar a sus dirigidos. Primero arrancó sentado sobre una heladerita siguiendo las tareas, y luego se metió de lleno, asistiendo a sus jugadores en un trabajo de definición.

Sus ayudantes de campo, que tuvieron un rol protagónico en este primer ensayo, fueron Sebastián Méndez y Adrián González, mientras que además lo acompañan Hernán Castex como preparador físico y Gastón Romero como entrenador de arqueros.

Cuando finalizó la práctica y los protagonistas principales se despidieron del verde césped del Zerillo, Diego brindó una conferencia de prensa en el Hotel Grand Brizo.

“Viví muchas cosas hermosas, con mis hijas, con mis hijos… Creía que el corazón me iba a reventar. Cuando salí a la cancha me pasó lo mismo, pero alguien de arriba me frenó”, contó el Diez visiblemente emocionado sobre sus primeros pasos en el Bosque.

Por su parte también sentó postura respecto de la localía del equipo, y se confirmó lo que se venía diciendo: su deseo es jugar siempre en 60 y 118. “Jugar en el Bosque siempre sería maravilloso”, afirmó el entrenador del Lobo.

Por: Pablo Diaz/Estandarte Tripero.

Previous En el 34º Encuentro Nacional de Mujeres habrá 87 talleres y 10 charlas
Next "Tenemos mucho por brindar"