La importancia del cuidado en el derecho a la salud

Javier Salum problematizó el concepto de salud/enfermedad a propósito del Día Mundial conmemorado el 7 de abril.


El Licenciado en Psicología, docente e investigador de la UNLP, abordó el Día Mundial de la Salud, que se conmemora el 7 de abril por disposición de la ONU para recordar la fundación de la OMS. La salud, la enfermedad, el cuidado, la medicina, los laboratorios y farmacias y el sistema capitalista fueron apareciendo en esta columna de Tarde Neurótica.

Para comenzar, el psicólogo dio dos definiciones novedosas del concepto. La Organización de las Naciones Unidas, en la época de posguerra, “el estado de completo bienestar, físico psíquico y social y no solo la ausencia de enfermedad. Tiene un mérito por la época y porque inaugura la responsabilidad de los estados en relación al desarrollo de la salud”. Más adelante, en la década del 70, se realizó la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de la Salud en Kazajistán donde se elaboró la declaración de Almá Atá. Este documento “considera que la salud es un derecho humano fundamental y que requiere la intervención de múltiples sectores, no solamente de lo que uno puede aislar como el sector salud”. “Se va aproximando la idea de que la salud no puede pensarse exclusivamente vinculado al proceso de salud/enfermedad”, aseguró Javier.

Actualmente, más allá las declaraciones internacionales, impera un modelo en el que la enfermedad está en el centro de la escena y “va de la mano de la mercantilización, con la medicalización progresiva de diferentes dimensiones de la vida. Todo este modelo de intervención no es sin una industria farmacéutica, por ejemplo”, consideró el Licenciado y sumó: “este modelo médico se convierte en hegemónico porque entra en perfecta articulación con las lógicas capitalistas”.

Paralelamente a este sistema de entender y abordar la salud se le puede agregar el concepto de cuidado. “Se trata de valorizar lo que esto tiene de válido y necesario con otras dimensiones que no están en visibilidad porque no conviene”, explicó Javier e indicó que “el cuidado tiene que ver con los que uno recibe en sociedad, en la casa. El cuidado trasciende el consultorio, va a las prácticas cotidianas e incluso de ternura”.

Escucha la columna completa acá:

Previous Los Auténticos Decadentes están juntos para siempre
Next "Lo que más quiero es salir a tocar en vivo"