ENFERMERO DEL HOSPITAL DE NIÑOS CON GRAVES DENUNCIAS POR VIOLENCIA DE GENERO Y PEDOFILIA

El testimonio en primera persona de un femicidio anunciado. Gabriela, víctima de amenazas y acoso constante por parte de su ex pareja, mientras la Justicia no hace lo suficiente.


Gabriela es víctima de violencia de género y está amenazada de muerte por su ex pareja. Mientras tanto, la Justicia no toma las medidas necesarias y él sigue libre. Gabriela contó su historia en Radio Única, de la mano de su abogada y presidenta de la ONG Las Mirabal, Flavia Centurión, para exigir justicia: “Necesitamos que las autoridades tomen más determinaciones para proteger su vida”.

“Tuvimos una relación de 2 años, que previamente fue una amistad de 16 años, él sabe mucho de mi vida y lo utilizó en contra mío”, dijo Gabriela, “empezamos una relación que parecía normal, pero cuando ingresé a su grupo familiar empecé a notar que mentía mucho”. Su ex novio es enfermero del Hospital de Niños de La Plata, y sigue trabajando allí con total normalidad. “En el último tiempo descubrí que tenía cuentas de Facebook truchas, a nombre de mujeres, y encontré en un dispositivo cosas como sexo con animales, fotos de niños del Hospital de Niños, de muchísimas mujeres”, relató ella, “eso me alertó a que yo me quisiera alejar de él, pero cada vez que lo intentaba me hacía escenas y a mí me movilizaba, ‘voy a cambiar’, me decía”.

Gabriela es víctima de persecución y acoso constante desde julio del año pasado, tanto ella como su abogada, sus hijos y su novio actual son amenazados de muerte todo el tiempo: “Me instaló una cámara en mi departamento, me filmó y, según me dijo, las subió a las redes a una pagina de pornografía, publicó fotos de mi intimidad por todos lados”, contó a “De qué lado estás?”. Además, le incendió el auto, y otras veces ella tuvo que cambiarlo para evitar ser perseguida, aunque él siempre la rastrea.

También reclamó a la justicia y al Estado que haga algo: “Quiero que la justicia me escuche, porque no puedo vivir con dos ojos atrás permanentemente”. “Le dieron una perimetral y dijeron que no se podía hacer más nada”, expresó Centurión, y agregó que le pusieron una tobillera electrónica, pero no le cerraron sus redes sociales, por donde más sucede el hostigamiento. “Necesitamos que esté preso”, reclamaron, “hay riesgo de femicidio, es un femicidio anunciado”. El Estado está ausente y desde el Centro de Monitoreo, que depende del Ministerio de Justicia, le dijeron a Gabriela que no pueden hacer nada cuando él se acerca porque “el señor tiene una vida”.

Escuchá el testimonio completo acá:

Escribe: Delfina Venece

Previous CONFIRMARON 20.461 CONTAGIOS Y 248 MUERTES EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS
Next EL LABORATORIO RICHMOND ARGENTINO PRODUJO 21.000 DOSIS DE SPUTNIK V