El cerebro humano es un gran ilusionista

La ilusión de bondad, de conocimiento y de autoconocimiento son parte de la vida cotidiana y esto tiene sus riesgos y limitaciones.


Daniela Fuentes, experta en gestión de las emociones y neurociencias, desarrolló en su columna semanal de Tarde Neurótica aquellas “mentiras” que la mente nos impone cotidianamente. “Si no me creo que siempre tengo razón, que me acuerdo todo perfecto y que no se me escapa nada, voy a minimizar el riesgo de discutir con los demás, de tener un enfrentamiento. Hablar de las ilusiones del cerebro es mejorar las relaciones que tenemos con los demás y con nosotros mismos”, subrayó Daniela.

Escucha la columna completa acá:

Previous ¿Para qué sirve la crítica cinematográfica?
Next Garro es el precandidato más votado. Saintout y Tolosa Paz casi empatadas