Cómo es la participación‌ ‌de‌ ‌mujeres‌ ‌en‌ ‌ciencia‌

Sol Represa da detalles de un informe a nivel global que sirve para analizar el sesgo de género en la comunidad científica.


La investigadora y divulgadora científica llevó a Tarde Neurótica un estudio en el que se analizaron las publicaciones de Elsevier, una de las editoriales científicas más prestigiosas del mundo. Se trata de un estudio comparativo entre países del mundo para distintos períodos temporales, pero en general es a comienzos del 2000 y tras 20 años. Para obtener más información se realizó una encuesta en línea que se envió a los investigadores que trabajan en diversas áreas temáticas y regiones geográficas.

De ahí se desprende que entre el 2009 y el 2018 hubo mayor número de primeros artículos elaborados por mujeres. Esto habla de mujeres incorporadas al ámbito académico/científico de forma reciente. De hecho, en todos los países hay una tendencia en aumento porque han incorporado más mujeres al sistema científico, pero en Argentina se observa una retracción en el período 2014-2018 (lo mismo en Italia y España), el cual puede deberse a la situación económica del país, que afecta más a las mujeres porque son las que sostienen las actividades de cuidado.

Sin embargo, los hombres están más representados entre los autores con un largo historial de publicaciones, mientras que las mujeres están más representadas entre los autores con un corto historial de publicaciones. En la mayoría de los países, la proporción entre mujeres y hombres es menor en las ciencias físicas y mayor en las ciencias de la vida y la salud. La enfermería y la psicología se distinguen con más mujeres que hombres en la mayoría de los países. Japón tiene la proporción más baja de mujeres y hombres en todas las materias. Argentina es el país que cuenta con el mayor protagonismo de las mujeres en el campo de la investigación

  • Ciencias Duras: Ciencias Ambientales y ciencias de la tierra son ramas más “feminizadas”. Mientras que Física, Matemática, Computación, Ingeniería, Energía más “masculinizadas”. Predominancia de varones en general. Para Argentina, Química, Ingeniería Quimica y en Ciencias Ambientales hay más mujeres que varones publicando en estos temas.
  • Ciencias de la salud: mayoría mujeres. La enfermería era una excepción entre las áreas de las ciencias de la salud, ya que predominaban las mujeres. En medicina: cirugía y radiología masculinazada, mientras que salud pública y fertilidad más femeneizada.
  • Ciencias Sociales: Psicología tiene más mujeres. Negocios, economía, “Ciencia de decisiones”/ Marketing más varones. Argentina: ciencias sociales y arte, feminizadas.

Se observan menos mujeres en los campos más técnicos y relacionados con el STEM, desde los autores, receptores de subvenciones, hasta los inventores o cesionarios de patentes.

¿Por qué hay un sesgo en la ciencia?

Hay dos opiniones opuestas sobre las causas del desequilibrio y la desigualdad de género en el mundo académico.
Algunos grupos (hombres y mujeres) atribuyen la desigualdad de género a las actitudes y los niveles de ambición de las mujeres. Otros grupos atribuyen la desigualdad de género a un sesgo sistémico y cultural (inconsciente) contra la mujer. Asimismo, los investigadores perciben que los deberes familiares pueden tener un impacto negativo en las carreras de investigación (tanto para las mujeres como para los hombres involucrados).

Cuando se les preguntó sobre la importancia de la diversidad de género en el lugar de trabajo de investigación, la mayoría de las mujeres (90%) y la mayoría de los hombres (62%) respondieron que era extremadamente o muy importante En general, las mujeres tienen más puntos de vista negativos sobre las oportunidades de carrera para las mujeres, mientras que los hombres tienen más puntos de vista positivos sobre las oportunidades de carrera para las mujeres.

Las iniciativas para promover la igualdad de género en la investigación y la innovación deben continuar y ampliarse para reforzar la persistencia y la calidad de la ciencia. También tiene que haber una conversación sobre la interseccionalidad del género, la discapacidad, y la etnia, y cómo estos juntos tienen más de un impacto en la progresión exitosa a través de una carrera de investigación.

Escucha la columna completa acá:

Previous Mamma Mía tendrá una tercera parte
Next Secreto, el nuevo disco de Isla Mujeres, es El Recomendado de esta semana