Ciencia de datos en tiempos de pandemia

Sol Represa explica qué es la ciencia de datos y qué puede aportarle a la lucha contra el coronavirus.


A raíz del evento preparatorio para la conferencia global Women in Data Science (WiDS) que se iba a desarrollar en La Plata, la Licenciada en Química Ambiental y becaria doctoral del CONICET, explicó en su columna de Tarde Neurótica de qué se trata la ciencia de datos y qué tiene para aportarle al desarrollo científico en general y a la lucha contra el COVID-19 en particular.

La ciencia de los datos es un campo interdisciplinario que utiliza métodos, procesos y algoritmos para extraer conocimientos de cantidades enormes de información. Esto surge con el desarrollo de la informática y la inteligencia artificial. Las computadoras abrieron un mundo nuevo para la estadística: ya no se calcula la probabilidad por tabla y se pueden  analizar grandes volúmenes de datos y de gran complejidad, como conversaciones grabadas o videos.

Aplicaciones de la ciencia de datos en tiempos de coronavirus

Revisar manualmente 20.000 artículos y sintetizar sus hallazgos sería un proceso larguísimo. Afortunadamente, ya hay un conjunto de datos de casos COVID-19 en la plataforma de competencia de ciencia de datos de Google Kaggle. Los datos son sólidos, incluida la edad del paciente, la ubicación, cuándo comenzaron a experimentar síntomas, cuándo estuvieron expuestos, cuándo ingresaron en un hospital y muchos más. Más allá de esto, utilizando casi 3.000 registros de salud electrónicos de pacientes en Wuhan, China, los investigadores crearon un algoritmo que podría predecir la probabilidad de mortalidad para pacientes.

Otros usos de la ciencia de datos y la inteligencia artificial

  • Para identificar, rastrear y pronosticar brotes: analizando informes de noticias, plataformas de redes sociales y documentos gubernamentales.
  • Para ayudar a diagnosticar el virus: mejora la velocidad del diagnóstico de la infección pulmonar en imágenes de tomografía computarizada.
  • Para identificar personas infectadas o que no cumplen: mediante sistema de vigilancia de reconocimiento facial y el software de detección de temperatura para identificar a las personas que podrían tener fiebre.
  • Para procesar reclamos de atención médica mediante Chatbot: esto permite acelerar las consultas y reducir la cantidad de interacción cara a cara entre los pacientes y el personal del hospital. También para acceder a servicios gratuitos de consulta de salud en línea.
  • Drones entregan suministros médicos y patrullan espacios públicos y para obtener imágenes térmicas: los robots esterilizan, entregan alimentos y suministros y realizan otras tareas.
  • Desarrollo de drogas: estas herramientas facilitan la comprensión de las proteínas del virus y desarrollar antivirales.
  • La creación de telas avanzadas que ofrecen protección: desarrollo de su tejido antipatógeno y antibacteriano que se basa en nanopartículas de óxido de metal.

Escucha la columna completa acá:

Previous Garro dispuso el cierre de todo lugar de concentración social para el fin de semana
Next Conociendo Rusia estrenó un videoclip