“Apuntamos a la prevención en edad temprana”

Un equipo de investigadores de La Plata logró avances en estudios vinculados a la obesidad infantil.


Según los resultados de la 2° Encuesta Nacional de Nutrición y Salud realizada en 2018, el 41,1% de la población argentina de entre 5 y 17 años es obesa. Es decir que el exceso de peso es uno de los principales problemas vinculados a la malnutrición del país. María Florencia Andreoli, bioquímica e investigadora del CONICET en el Instituto de Desarrollo e Investigaciones Pediátricas del Hospital de Niños de La Plata, dialogó con Tarde Neurótica sobre esta situación y sobre los últimos avances científicos que ella y su equipo han logrado en La Plata.

“Nosotros lo que hicimos fue investigar algunas hormonas que son nuevas y que no están muy estudiadas en la población local. Incluso hay una hormona que recién se descubrió hace dos años y que no tenemos registro de que otro grupo en el mundo lo haya medido en chicos. Estaríamos siendo los primeros“, destacó la bioquímica para comenzar. Según contó, la investigación se basó en “chicos de entre 3 y 12 años que ya vemos que en una edad tan temprana tienen desregulado todo este sistema hormonal. Todo esto nos da un marco para poder empezar a estudiar más estas hormonas”.

La investigadora explicó que “la obesidad es una enfermedad multifactorial. Está asociada con lo que comemos, con los genes, con el ambiente, con el ejercicio que hacemos. Hay veces que se apunta a encontrar la pastillita mágica. El sueño de cualquier es comer si engordar. Todo esto es muy utópico. Lo que sí se puede tratar de identificar son pacientes que tienen más predisposición que otros o pacientes en los que empezar hacer una intervención desde más temprano, sobre todo hablando de chicos. Esto es lo que nosotros queremos hacer”. En esta línea, aseguró que “la obesidad es una enfermedad relacionada a la malnutrición y en general el chico que está obeso también está mal nutrido. Está también relacionado con lo que ahora se está llamando hambre oculta que es que te sobran calorías, grasa y energía, pero te faltan otros nutrientes”.

Para concluir, Andreoli subrayó que esta tarea científica apunta a “la prevención en edad temprana, pero no hay que dejar de lado las intervenciones públicas que lleven a la mejora de la alimentación. Nosotros podemos descubrir un montón de cosas, pero el primer punto de acción va a ser la educación alimentaria”.

Escucha la entrevista completa acá:

Previous "Tiene una implicancia en la vida personal, pero también en la vida social"
Next Vuelve la vacunación contra la meningitis en la Provincia de Buenos Aires