A 20 años de la película que cambió el juego.

Ayer se cumplieron 20 años del estreno en cines de X-Men.


Si pensamos en nuestra infancia en la sala de cine, seguramente muchos encontremos a las películas de X-Men de Fox dentro de nuestros recuerdos. Las creaciones de Bryan Singer de principios de los 2000 marcaron una época y un antes y un después dentro del cine de superhéroes y ciencia ficción.

El 14 de julio del 2000 se estrenaba en cines X-Men, la primera parte de una trilogía de películas que catapultaron a la popularidad a los mutantes de Marvel, ayudada por la serie animada de los 90. Este paso permitió que se cree un movimiento y más empresas se animan a probar suerte con los personajes.

La siguieron Spiderman con Sony en 2002, Hulk con Universal en 2003, Daredevil y Los 4 Fantásticos con Fox en 2003 y 2005 respectivamente. El tema es que Marvel sacrificó a estos personajes vendiendo sus derechos cinematográficos para salvarse de la quiebra. Distintos estudios supieron aprovecharlos con más o menos éxito.

El camino marcado por X-Men inspiró a lo que sería un cambio de paradigma, donde los superhéroes además de coloridos serían un ejemplo de la sociedad real y sus problemáticas comenzaron a ser más serias. Concepto que inspiró a Cristopher Nolan y DC comics en el cine y a la creación del Universo Cinematográfico de Marvel.

A pesar de que en décadas anteriores hubo otros intentos por lograrlo, X-Men fue la piedra fundacional de lo que hoy conocemos como películas de superhéroes. Por eso, a 20 años de su estreno, se puede decir que está envejeciendo bien.

Previous "Antes de la cuarentena ya estábamos súper individualistas"
Next La UNLP cierra el cuatrimestre con el 97% de sus cátedras en funcionamiento