“Nada es mejor que la leche materna”

Por Federico Álvarez


 

Federico Álvarez, licenciado en nutrición, habla de “nutrición y cerebro en el primer año de vida”.

Todas las neuronas y las redes neuronales que se desarrollan en los primeros dos años de vida son las que se mantienen a lo largo de la vida, entonces es incorporar los alimentos correctos en esa etapa. Hay que ir variando el tipo de alimento según el desarrollo fisiológico de los chicos.

La lactancia materna exclusiva dura hasta los primeros seis meses, esto es muy necesario ya que da los nutrientes necesarios que necesita el bebe en ese momento. Después de los seis meses es cuando el bebe tiene que empezar a incorporar alimentos, pequeños alimentos o lo que se llama alimentación complementaria, además de la lactancia materna que debería sostenerse hasta los dos años.

Esto se da, por ejemplo, porque los chicos necesitan hierro y la reserva de hierro que llevan dentro dura hasta los primeros seis meses. Lo que pudieron acumular durante la gestación, les dura hasta seis meses. Se empieza a complementar con la carne, por eso se empiezan a implementar pequeñas porciones de carne, más la leche que es el soporte del hierro. Eso de chicos no se negocia porque es muy necesario, ya que la leche aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo del sistema neuronal, del sistema digestivo y la función renal también.

Una vez pasados esos seis meses se puede empezar a incorporar papilla, papa, zapallo, con alguna carne picada o alguna carne bien desmenuzada para una fácil digestión y un poquito de aceite. El aceite y las grasas son importantes, si bien después de los dos años se empiezan a cuidar y aportar leche descremada. Pero en los más chiquitos es importante las grasas saturadas, son muy importantes para el desarrollo del cerebro. Una manteca o una leche entera por ejemplo, hacen bien en el menor de dos años.

Previous “Comer tiene que ser barato en la Argentina” Daniel Arroyo
Next “Hay casi un 10% de locales vacíos en La Plata” Aníbal Fortuna