La crepería de la ciudad


Entendemos que estamos en la semana más dulce de año y no queremos quedarnos afuera, por eso te traemos un lugar especial para que deleites tu paladar: Petit Crêpe.

Una crepería que se especializa en la elaboración de crepes, waffles y ensaladas gourmet que prometen dejar satisfechos a todos los que se animen a probarlos.

La fachada de este restaurante que por fuera luce muy elegante, con sillones vintage y una pequeña escalera de madera barnizada te invita a adentrarte y disfrutar de una variada propuesta gastronómica.  El lugar es amplio y llama la atención del platense porque está ubicado en una zona muy céntrica, precisamente entre la calle 11 y la diagonal 74.

Petit Crêpe nace en el año 2012, en Mendoza con una propuesta gastronómica basada en el concepto de comida rica, sana y casera. Donde encontrarás desde crepes salados y dulces, omelettes, waffles, buguettinis, wraps y ensaladas deliciosas. Este restaurante ofrece una gran variedad de comida sana, rica y fresca.

El local ubicado en La Plata abrió sus puertas el 19 de noviembre del 2016 y el equipo del Impulso, no dudó en recorrer sus instalaciones y además degustar uno de los platos más pedido por los clientes.

Federico Aguirre, es arquitecto y dueño de la franquicia de La Plata.  Es un hombre muy atento y habla pausado, nos contó cómo funciona y qué es lo que ofrece el lugar.

Petit surge de la idea de ocho amigos, que están todos repartidos por distintos países, de abrir un local que se encargue de elaborar este tipo de comida que es común en Europa. A raíz de los tantos viajes que realizaron , por Italia, Francia, Inglaterra y muchos otros, les nace la idea de jugar con los sabores y las texturas de una comida tipica de Francia.

Petit Crêpe, busca de forma constante no caer en el rango de comida rápida, sino seguir una línea gourmet para así poder brindarle al comensal la oportunidad de sentir su visita al restaurante como una experiencia completa. Desde la decoración y el tipo de música que pasan, intentan crear un ambiente cálido y tranquilo.

-“Buscamos que los clientes puedan apreciar el lugar y se sientan cómodos mientras disfrutan de un waffle o una ensalada en un ambiente tranquilo”, contaba Federico mientras soltaba una sonrisa tímida.

Mientras apreciábamos los dibujos y decoraciones que había en el lugar, Federico nos explicaba que, la planta baja, está ambientada con un estilo parecido a un salón para tomar el té, la planta superior, en cambio, tiene un estilo más apuntando a lo oriental.

Cuando subimos pudimos notar los grandes sillones estilo antiguo de tela, espejos muy grandes, veladores rústicos y mesitas finas y delicadas. No podemos dejar de mencionar la escalera central de madera color blanca combinada con un celeste fuerte y grafitis decorativos.

En Petit Crêpe uno puede ir a desayunar, almorzar o cenar, consumir bebidas frías o café, buscando así llegar a una gran cantidad de consumidores dispuestos a descubrir nuevos sabores. Hace poco se han incorporado a la carta del menú nuevas opciones, tales como, el burguer pancake (hamburguesa casera que combina carne y vegetales rallados, queso cheddar y panceta) y lomo waffle (masa de waffle crocante con carne de lomo y agregados). Entre las opciones dulces más pedidas está el crepe de chocolate y frutillas, con una bocha de helado incluída y en lo salado desde un simple waffle de jamón y queso hasta el waffle bacon crispy que contiene panceta ahumada crocante, mozzarella, cheddar y cebolla de verdeo.

En la carta, las sugerencias del chef (Crepes línea premium), podrás encontrar  Brie y cebollas caramelizadas con una masa color verde, tambíen hay con tomates; y otro que contiene camarones al ajillo y lomo al strogonoff.

Si alguien desea merendar, hay un menú especial como el Té completo para dos que ofrece un té en hebras a elección, un waffle de frutillas y crema con coulis de frutos rojos, un waffle acaramelado de nueces y coco con crema y salsa toffe. También acompaña un roll de dulce de leche con salsa de chocolate amargo, un Waffle de caramelo con crema y frutos rojos, otro waffle pero tostado con manteca y por último unos pinchos capresse.

Entre los platos fríos, las opciones que hay son ensaladas:

–  Mediterránea (atún al natural, mix de hojas verdes, tomates cherry, huevo duro, pimienta, zanahoria y olivas).

– Mexicana (pollo grillado, mix de hojas verdes, tomates cherry, nachos, frijoles negros y choclo).

– Parisina (champignones salteados, mix de hojas verdes, tomates cherry, jamón y queso)

– Californiana (champiñones salteados, pollo grillado, mix de hojas verdes, tomates cherry, garbanzos, queso y semillas de girasol).

Tanto los Wraps, como los Waffletinis, son salados y hay de atún, de palta , jamón ahumado, mientras que los segundos son de jamón crudo y salmón ahumado. Entre la opción dulce de crepes y waffles, podemos observar que hay con dulce de leche, chocolate y banana, mix de frutas, chocolate y frutillas y por último para acompañar estos aperitivos con una bebida, el restaurante ofrece Sidra como bebida clave de acompañamiento, sino cafés, frappes, blends de té artesanal (fríos o calientes), jugos naturales, smoothies y bebidas con alcohol como vinos, la infaltable cerveza artesanal, cerveza Stella Artois y whisky.

Si te animas en probar todas las delicias en mención y más y te propones tener una merienda, cena, o tal vez un almuerzo especial, solo o acompañado, Petit Crêpe abre sus puertas desde las 11 am hasta las 22 hs, de lunes a viernes y el fin de semana hasta las 2 am. Encuéntralo en calle 11 N° 809.

 

Previous Una arquitectura que representa los orígenes de la ciudad
Next Javier Calamaro: "Spinetta y García es como elegir entre los Stones y los Beatles"