“El trazado de La Plata representa una logia” por Cristina Espinosa


Cristina Espinosa habla de los símbolos masónicos en La Plata y lo que representan dentro de la ciudad.

La ciudad de La Plata fue fundada por masones, los 29 ingenieros que estaban alrededor de Dardo Rocha y Pedro Benoit, eran masones y tenían que dejar una huella. El trazado de la ciudad es la escuadra y el compás, que lo vemos en las diagonales 79 -80 73 Y 74(escuadra) y 77 y 78 (compás)

La escuadra y el compás son símbolos masónicos, masón significa albañil/constructor. La masonería antigua era operativa, porque operaba, eran ingenieros, obreros ,que trabajaban en la construcción, en el templo de Salomón, en 900 años AC, construido por 183 mil obreros. A Irán Abiff lo matan con las herramientas de trabajo, de ahí que la escuadra el compás y la plomada pasan a ser los símbolos de la masonería.

El compás expresa que la persona está desprendida de las cosas materiales y que anhelan unirse a lo celeste, al cosmos, que recuerda al gran universo, que es el gran Gadú, el dios de los masones.

El compás y la escuadra representan al cielo y la tierra, el maestro masón está en el papel de mediador. Dependiendo la abertura del compás, son los símbolos y grados de conocimiento, y es el grado que el hombre no puede sobrepasar. Si la escuadra está puesta sobre el compás, la materia domina al espíritu, si se entrecruzan están equilibrados y si el compás está sobre la escuadra, es el dominio espiritual.

Hasta el momento, en el cementerio de La Plata, hay una sola lápida que tiene bien claro la escuadra y el compás, generalmente no están en los cementerios.

Otro de los símbolos masónicos en la ciudad, es el eje fundacional que va hacia el este. El trazado de la ciudad representa a una Logia, cada plaza representa a un masón dentro de la Logia y el bosque sería donde está el gran sitial del gran maestro, que no por casualidad, en el bosque, están la mayoría de las facultades, que es la inteligencia y la luz.

La Plaza Moreno sería el ara, el altar donde jura la persona que quiere ser masón, con la escuadra, el compás y el Libro sagrado, que el prefiera (según la religión del masón que jura).

Además de los símbolos ya nombrados, la diagonal 74 comienza en el río, que es vida, y no en vano, está el cementerio en la otra punta del diagonal, o sea empieza en la vida y termina en el Oriente Eterno.

Los dos parques grandes de la ciudad ocupan el lugar de los dos vigilantes que vienen a ser los “secretarios del gran maestro”.

Previous En Uruguay venderán yerba con cannabis
Next El callejón mercado, un punto de encuentro gastronómico y urbano