El desvarío humano: Cinco autoras que rompieron las barreras


Cada semana Nahuel Rojas se acerca a El Impulso para traernos su “Desvarío Humano”. La columna de literatura suele estar ligada a la actualidad  y esta claramente no es una excepción. En la previa al debate en el senado de la nación por la despenalización de la práctica del aborto, pretendemos enaltecer la lucha de millones.  Ya sea en la calle marchando, o en las páginas escribiendo, la inquebrantable voluntad de las mujeres continuará conquistando derechos.

 

Cinco autoras que rompieron las barreras

Selma Lagerlöf:

Nació en Suecia el 20 de noviembre de 1858 y fallece el 16 de marzo de 1940. Fue la primera mujer en ganar el Premio Nobel de literatura en 1909, Ese año la Academia Sueca decidió entregarle el galardón «en reconocimiento al altivo idealismo, la vívida imaginación y la percepción espiritual que caracterizan a todas sus obras». Lagerlöf se convertía de este modo en la primera mujer en recibir un Nobel de Literatura.

El discurso de presentación del premio fue leído por el presidente de la Academia, Claes Annerstedt, el 10 de diciembre de ese año, y, entre otros elogios, remarcaba el «retrato totalmente original de la vida campesina» que era capaz de dibujar la prosa de la autora, así como “«la pureza de su dicción, la claridad de la expresión y la bella musicalidad que son características de todos sus escritos».

“La grandeza de su arte”, concluye el académico, “consiste precisamente en su habilidad para utilizar tanto su corazón como su genio para lograr el peculiar y original carácter y las actitudes de sus personajes, en los cuales todos nosotros nos reconocemos”.

Después de este premio siguió escribiendo. En la década del ’20 se convirtió en miembro de la academia sueca a la par que luchaba por los derechos de la mujer y ayudaba a los refugiados de la Primera Guerra Mundial. También, antes de morir, ayudó a escapar los perseguidos por el nazismo.

Hoy en día, en Suecia se entrega un premio literario llamado en su honor y su rostro estuvo en los billetes de 20 coronas.

Obras recomendadas: La saga de Gösta Berling; El maravilloso viaje de Nils Holgersson

 

Ursula K. Le Guin

Nació en California, Estados Unidos,  el 21 de octubre de 1929 y falleció el 22 de enero de este año en Oregon. Fue una escritora de ciencia ficción, fantasía y también de poesía, además de ser traductora de chino y español al inglés.

Entre los miles de premios que ganó, destacamos el premio Hugo a la mejor novela (1970 y 1975), novela corta (1973), mejor relato corto (1974) y al mejor relato (1988). También ganó el premio Nébula a la mejor novela (1969, 1974, 1990 y 2008) entre muchos otros.

Gran parte de la obra de ciencia ficción de Le Guin se distingue por su interés en las ciencias sociales, entre ellas la sociología y la antropología. Sus textos suelen explorar aspectos inusuales de las culturas alienígenas que presentan mensajes y reflexiones sobre nuestra propia cultura. Un ejemplo es la exploración que se hace en La mano izquierda de la oscuridad. Nuestra identidad sexual y nuestros tabúes , son cuestionados, mediante la presentación de los nativos de Gueden, una raza alienígena hermafrodita que alterna su sexualidad de forma periódica en lo que asemejaría a un estado de celo (kemmer) y su reacción ante la existencia de personas unisexuadas, como el protagonista de la historia.

Úrsula dijo alguna vez que ella nació antes de que se inventaran a las mujeres. “Los modelos como el Austen y el Brontë eran demasiado complicados, y la gente se reía del Sufragista, y el Woolf estaba demasiado adelantado a su tiempo”. Dado que las mujeres aún no se habían inventado, ella apuntaba: “Soy un hombre”. “He vivido los pasados decenios tratando de ser un buen hombre –añadía– y me he olvidado de seguir joven, así que envejecí. Y se me mezclan los tiempos verbales. Soy joven y a las primeras de cambio tengo sesenta y quizá ochenta, ¿y después qué?” Confesó que su introducción en el feminismo fue “lenta y tardía”, y que tardó mucho en descubrir su “propio poder como mujer y como escritora mujer, es decir, como un ser humano completo”.

Obras recomendadas: La mano izquierda de la oscuridad; El nombre del mundo es bosque.

 

Alice Munro

 

Nació el 10 de julio de 1931 en Ontario, Canadá, en un contexto económico más bien humilde, sumado a que el mundo estaba en plena depresión económica. Se la considera una de las mejores cuentistas de lengua inglesa en la actualidad y por tal motivo, le fue otorgado el premio Nobel de literatura en 2013.

su libro Todo queda en casa, es una recopilación de 24 cuentos de ella en dos tomos y que además es lo último que publicó. Algunas críticas del mismo decían:

“Su fuerte enfoque regional es una de las características de su ficción, pero lo que más nos interesa y por lo que la traemos a esta lista, es el hecho de que en toda su obra, la autora busca replantear el rol que la sociedad le asignó a la mujer. En un repaso a gran escala, vemos que en casi todos los cuentos la protagonista está casada, tiene hijos, marido, casa, todo, pero no está conforme con su vida. Hay un cuento, por ejemplo, en donde la protagonista tiene un novio que muere en la guerra. Ella está embarazada y decide criar a la bebé junto con su madre y unas tías pero desde que nace la bebé no puede vincularse con ella al punto en que ni siquiera puede amamantar a la bebé y esta se termina criando con sus tías. En este cuento, que está en el tomo 1, podemos ver cómo intenta problematizar el instinto materno y cómo busca desnaturalizarlo para mostrar que no siempre se da.”

Obras recomendadas: Todo queda en casa; Demasiada felicidad

 

Toni Morrison

Chloe Anthony Wofford nació en Ohio el 18 de febrero de 1931. Ganó el premio Pulitzer y el premio Nobel de literatura, siendo la primera mujer negra en conseguirlo. Nació en el ceno de una familia humilde y trabajadora. Fue a la universidad, se graduó en 1955 y se dedicó a la docencia. En 1964 comenzó a trabajar en Random House como editora y logró que la editorial publicara a muchos autores y autoras afroamericanos.

En 1970 publicó su primera novela. En sus obras, habla de la vida de la gente de color, en especial de las mujeres. Es una combatiente a favor de los derechos civiles y comprometida con la lucha en contra la discriminación racial. Beloved, por ejemplo, que es su obra más famosa, trata sobre una esclava ya grande que en algún momento se había escapado y que cuando la habían encontrado para que vuelva a ser esclava, mata a su hija para que no viva la vida de esclava. La novela roza lo fantástico en muchos momentos, hay una especie de fantasma que Sethe, la madre, cree que es la hija que mató, hay exorcismos, ataques posiblemente sobrenaturales y mucho más.

Obras recomendadas: Beloved, La canción de Salomón

 

Marlene Haushofer

Nació en Frauenstein, Austria, el 11 de abril de 1920 y murió en Viena el 21 de marzo de 1970. Autora prácticamente desconocida en esta parte del mundo y durante gran tiempo también lo fue en el mundo germánico. Sabemos poco y nada de su vida. Fue a estudiar a internados, se dedicó a ser trabajadora social y sus primeros escritos se publicaron en 1946. Su primer gran éxito fue El quinto año, que narra el crecimiento de un niño a los cinco años. El libro que la lanzó a la fama fue El muro publicada en 1963. Hoy en día, su obra está siendo releída en torno a la temática feminista ya que en sus novelas hay una fuerte crítica a la figura de la mujer como construcción social y así la autora está siendo descubierta por el mundo.

Obras recomendadas: El muro; Nosotros matamos a Stella

 

Previous Semana de prueba para pedro
Next En la previa a su show en la ciudad, Andando Descalzo pasó por Tarde Neurótica.